La infalible guía para ir al Nevado de Toluca y verte bien.

SAMSUNG CSC Processed with VSCOcam with c7 preset

Honestamente, tienes todo en tu contra. Son las 4:00am, te preguntas si vale la pena ir, te convences y te diriges al baño. Lo primero que ves es tu cara hinchada por madrugar, tu cabello se quedó a merced de la almohada y obviamente es un desastre, hace frío y hará aun mas al subir por lo que ponerte tu bello abrigo y unos skinny jeans simplemente… no.

Así fue mi experiencia para ir al nevado de Toluca (por 3a vez). Creo que todo es cuestión de práctica, la primera vez que fui al nevado me puse shorts -todo tonto-, la segunda me levanté aun más temprano para bañarme, secar mi cabello y peinarme -todo tonto por culpa de la vanidad- para que acabara como gato asustado por tanto viento, pero esta tercera vez… lo logré.

A veces para que que las cosas vayan bien, todo tiene que empezar mal. El día antes de nuestra aventura al Nevado decidí salir, obvio tomé y me desvelé, porque a veces soy el vivo ejemplo de un mal ejemplo. Claro que me levanté tarde, tenía dolor de cabeza y ganas de quedarme en mi cama por siempre, pero ya había puesto mi parte para la camioneta rentada que nos llevaría. “Que hueva”, pensé en uno de esos soliloquios tan brillantes y cultos que tengo conmigo mismo. Ni tiempo tenía ya de tostar el pan -además, ni tostador tengo-, así que me puse mis cómodos pants, pantalón térmico debajo, mis botas favoritas, la camisa, el suéter, la chamarra, guantes, y el bendito gorro que compré hace años que al fin podría estrenar -high five por esas compras innecesarias-.

IMG_1186

Llegando al Nevado. No importa que esté borrosa; la tomé con cámara análoga, lo que la hace artsy.

IMG_1191

Nathalie, claramente siguiendo mi ejemplo de usar gorro.

Fast forward y: ¡llegamos!

IMG_1195

Porque eso sí, el paisaje nunca decepciona. Nos informaron que no estaban dejando pasar carros y que tendríamos que subir todo el pinche camino a pie, quería mejor quedarme abajo a esperar mientras me comía unas quesadillas. Pero bueno, ya estaba ahí y necesitaba nuevas fotos para Instagram… Hahahaha, pero en serio, el camino fue muy agotador, si no fuera por el señor que cobraba $50 pesos por subirte a su pick-up y llevarte, a penas llegaba.

Processed with VSCOcam with 1 preset

IMG_1203

Esta vez decidimos no subir hasta el Pico del Fraile (la cima del Nevado), porque con el frío y el viento, a penas podías caminar y no sentía ganas de morir ese día. Pasamos bastante tiempo arriba tomando fotos.

IMG_1185

IMG_1213

Hasta que eventualmente todos fuimos descendiendo. Como es de costumbre, quedamos de encontrarnos en el Parque de los Venados, ubicado a las faldas del volcán para comer unas reparadoras quesadillas -mi parte favorita, obvio-. Las quesadillas de chicharron prensado en salsa roja, son un MUST.

IMG_1187

Mientras desayunábamos, empezamos a compartir las fotos que habíamos tomado, verdaderamente no mostré tanto interés porque 1. estaba comiendo quesadillas y 2. juraba que me veía como el muñeco Michelin en las fotos. Pero para mi sorpresa, fue todo lo contrario, también porque iba con varios amigos fotógrafos/Igers muy talentosos, pero el punto es que estuve cómodo todo el viaje y el outfit retrataba bien, a mi sorpresa.

TL;DR –

(Too long; didn’t read)
  1. La comodidad es la clave.
  2. Ropa térmica, baggy pants, botas, chamarra ajustada y un gorro = outfit perfecto para el Nevado.
  3. Ir con amigos fotógrafos.
  4. Comer quesadillas en el Parque de los Venados.
  5. Empedar la noche anterior.

Processed with VSCOcam with c8 preset

 

¡Salgan a explorar!

Gracias por leer,

Ricardo.