¡Dile adiós a los dañinos químicos de tu champú!

Mi cabello es muy importante para mi. Muy importante. Es uno de mis atributos físicos favoritos y por ende paso cantidades relevantes de tiempo pensando en como cuidarlo y mantenerlo sano. El tiempo no perdona y las entradas que heredé tampoco. Desde chico cuido mi cabello, esto es algo en lo que nunca he perdido constancia. Dejé de usar geles, ceras, fijadores o cualquier otro producto hace años y nunca miré atrás (super dramático, pero es cierto).

Con el tiempo pude ver las mejorías y el día de hoy me agradezco por haber tomado esa decisión. Es bien sabido que los hombres tenemos una mayor disposición a la calvicie/alopecia debido a nuestra producción de hormonas (testosterona, androsterona, etc…), y aquí la genética también juega un rol importante. Si metafóricamente, hubiera un carrera y estuviera compitiendo con mis familiares (hombres) y el premio de 1er lugar fuera tener cabello, podría decir con seguridad que voy ganando.

Además, sucede que me enfrento a un obstáculo extra: la culera y cagante dermatitis seborreica. Por definición es: “Una enfermedad cutánea inflamatoria bastante común que provoca la formación de «escamas» blancas o amarillentas en áreas grasas como el cuero cabelludo, la cara o el interior del oído. Puede ocurrir con o sin enrojecimiento cutáneo.” Pero para mi significa “esa horrible comezón acompañada de puntitos blancos que vergonzosamente caen de mi cabello.”

Después de ir con todos los dermatólogos de Monterrey aprendes una que otra cosa. La triste noticia es que no existe solución definitiva, ósea que no hay pastilla o menjurje milagroso para deshacerte de esto en un día. Pero por el lado positivo, es bastante sencillo mantenerlo bajo control.

Aquí mis reglas de oro para controlar la situación:

  1. ¡Tira ya todos los productos que estén tapando/dañando tus folículos pilosos! Aprende a amar tu cabello natural, si estás obsesionado/a con usar algún producto, por lo menos intenta no usarlo todos los días.
  2. No cepilles tu cabello mientras esté mojado. Lo único que logras es debilitarlo; mejor intenta dejar secar totalmente tu cabello, luego coloca un poco de aceite de coco en tu peine (ancho, con púas separadas y gruesas) y lentamente desenreda al mismo tiempo que lo estilizas.
  3.  Ten una regla de control para tu plancha, tenaza, etc… No las uses más de 2 o 3 veces a la semana.
  4. Visita a tu dermatólogo mínimo 1 vez cada 6 meses. Para que puedas estar al tanto de la salud de tu cuero cabelludo y te pueda recomendar champús de acuerdo a tus necesidades específicas.
  5. Cepilla tu cabello mínimo 1 vez a la semana. Si como yo, tienes mucho cabello y es ondulado/chino, la paciencia será la clave. Desenredarlo es un lío pero es tremendamente importante ya que así ayudas a distribuir las grasas naturales para mantenerlo fuerte y sano. A mi me gusta utilizar cepillos hechos de madera, no crean frizz y son mas delicados con tu cabello.

Ok, ahora ya puedo platicarles lo que más me emociona. Odio usar champú comercial. Lo detesto, así como lo leen. Tienen un montón de químicos innecesarios y solo tapan los poros del cuero cabelludo, giu. Hace 1 año, mi dermatólogo me recomendó un champú dermatológico llamado “Balneum Plus”, y ha sido una maravilla para controlar la dermatitis (también porque no contiene perfumes, parabenos ni colorantes). Si, es un poco caro, cuesta al rededor de $480 pesos, pero vale la pena. Sin embargo, pronto quiero dejarlo y solo utilizar los hechos en casa. Así como lo leen.

Desde hace unas semanas he estado haciendo pruebas con diferentes productos, todo con la meta de alejarme lo mas posible del lauril sulfato de amonio, doble giu. Leí blogs y páginas sobre el cuidado del cabello hasta el cansancio para asegurar la eficacia de cada producto por separado antes de combinarlos todos para hacer uno, además de asegurarme que pudiera conseguirlos fácilmente en México.

Disclaimer: Solo utilizar si sufres de dermatitis seborreica/cuero cabelludo graso.

Para prepararlo, necesitan: 

  1. 10 gotas aceite esencial de árbol de té
    • Ayuda a combatir la caspa y la comezón
  2. 2 cucharadas de té verde – dejarlo reposar hasta que esté amargo
    • Efectivo en el tratamiento de condiciones inflamatorias de la piel
  3. 1 cucharada de arcilla verde o blanca
    • Este punto es importante. La arcilla verde tanto como la blanca absorben increíblemente la grasa y la mugre. Sin embargo solo utilicen la verde si producen demasiado sebo; yo prefiero utilizar la blanca pues es un poco menos astringente.
  4. 1 cucharada de jabón líquido de castilla Dr. Bronner
    • Es suave y crea bastante espuma, lo cual me agrada bastante.

Sólo tienen que combinarlo todo hasta que les quede una consistencia suave y espesa, tipo lodo mojado. Si, así se ve, get over it y ¡laven su cabello!

¡Obvio cuéntenme que tal si deciden probarlo!

No olvides compartirlo con alguien que pueda necesitar el tip 😉

Gracias por leer.

Ricardo.